Novedades: Todo sobre la depresión infantil

LA DEPRESIÓN INFANTIL

Es una enfermedad grave que interrumpe el desarrollo emocional, el rendimiento escolar y la adaptación social de los niños, provocando en ellos sentimientos de tristeza que tienen mayor duración e intensidad. Sus manifestaciones pueden pasarse por alto y ser confundidas con otros actos usuales de su edad como engreimientos o rebeldías.

Generalmente este comportamiento depende de la etapa de desarrollo del niño y la edad en que se encuentra. Para detectar cualquier  síntoma característico, es necesario conocer bien a los niños, sobre todo las personas que están mas cerca ellos. Hay que estar atentos desde que se presentan cambios de animo repentinos en la conducta, lo cual nos llevara a buscar ayuda.

Síntomas:

El repentino estado de animo, mostrándose triste, melancólico, apesadumbrado, presentando baja autoestima.

Tristeza sin razón, irritabilidad, perdida de placer y desgano, tienden a llorar fácilmente, están de mal humor, se aíslan socialmente, pierden el apetito, lo que conlleva a una baja de peso, presentan problemas de sueño, no se expresan fácilmente, se vuelven desobedientes, son rebeldes y ansiosos, es por ello que presentan bajo rendimiento escolar y en casos extremos hasta piensan en el suicidio.

Además, de que ellos sienten que no valen, muchos presentan síntomas de regresión como: halar como bebes, se orinan en la cama, y siempre exigen la presencia de los padres, y todo esto es resultado de la frustración que el niño experimenta.

Causas:

*Conductual:  Los niños se aíslan con facilidad, no se sienten queridos, la perdida de un ser querido también los afecta.

*Psicodinámico: Presentan una baja autoestima, lo que los lleva a sentirse inseguros e incapaces.

*Cognitivo: Sienten que no valen nada, presentando problemas de aprendizaje y desordenes de atención y la conducta

*Biológico: En esta condición, el sistema endocrino aumenta los niveles decortisol (hormona del estrés), disminuye la hormona del crecimiento y los niveles deserotonina (neurotransmisor cerebral que da placer, tranquilidad y felicidad).

Tratamiento:

En estos casos la ayuda psicológica tiene un papel importante. Las terapias guiadas por un psicólogo suelen ser dinámicas, interpersonales y también familiares. Esto ayudara a que el niño se sienta incentivado y tenga la capacidad de afrontar sus emociones y sobrellevar de la mejor manera su frustración. El fin principal es lograr que el niño tenga una visión positiva del mundo y de si mismo. Es por ello que la terapia es muy importante para que el niño pueda desarrollarse en su vida futura.

Dato importante: No olvidar estar atento a los factores de riesgo (bullyng, pensamientos suicidas etc), lo cual, si se da el caso, ya tendrán tratamientos farmacológicos, ya sea con antidepresivos o algunas sustancias que contengan serotonina, esto se debe a ser considerado casos graves.